Pensament Cibernètic

La cibernètica és un neologisme derivat del grec 'kibernetes' (timoner, guia). Terme creat per Norbert Wiener el 1947 per designar els sistemes que s'autorregulen, tant en l'àmbit artificial, com en l'àmbit natural o social.

Sobre aquest Blog

Per consultar l'editorial i l'edició del llibre citat a cada article, entreu a la Prestatgeria d'aNobii del Menú lateral.

dissabte, 10 de setembre de 2011

Sobre Walter Benjamin

Walter Benjamin
Cuando abandonó definitivamente Alemania, en 1933, ya estaba en posesión de algo así como una fama esotérica. Sus relaciones en el Berlín literario tenían muchas ramificaciones. Pero no formaba parte de ningún grupo de escritores y filósofos propiamente dicho. Especialmente, desde el principio parece haber guardado las distancias con el Expresionismo berlinés; sin duda Kurt Hiller era un punto de unión, pero la relación con él se enfrió con rapidez. Ese rasgo de Benjamin, que podríamos llamar objetivista, le ponía desde un comienzo en una cierta contradicción con los expresionistas. En todo caso, reconoció de inmediato la extraordinaria calidad de Klee, y una hoja salida de su mano se volvía para él algo por así decirlo canónico. Sólo entró en contacto con la vanguardia artística propiamente dicha una vez cesado el movimiento expresionista, sobre todo por medio de Brecht, que se sabía en aguda contradicción con los expresionistas. En los últimos años veinte y primeros treinta, además de a éste, trató mucho a Kurt Weill, Klemperer, Moholy-Nagy. El único de sus amigos de juventud próximos al que se podía contar entre los expresionistas era Ernst Bloch; pero en él le atraía más el elemento místico-especulativo que el ademán verbal expresionista. Entre los espíritus de su generación y de su ambiente, Benjamin se caracteriza por estar enteramente libre de ese ademán. Ya sus primeros trabajos se esfuerzan, a pesar de toda su rareza y distancia respecto de la convención, por lograr una exposición cristalina, vuelta hacia lo afectivo. A este respecto, como no pocos autores de la mayor originalidad, era ligeramente anacrónico. Aparte de por Hölderlin, Benjamin se mostraba más impresionado por George, que ya estaba un poco 'démodé', que por sus contemporáneos (Theodor W. Adorno, 2001, págs. 98-99).
Hemeroteca: Recensió de dos llibres de Benjamin

diumenge, 4 de setembre de 2011

Tentativas sobre Brecht - Iluminaciones III

Terror i misèria del Tercer Reich
'Terror y miseria del Tercer Reich' es un ciclo formado por veintisiete piezas de un acto construidas según las prescripciones de la dramaturgia tradicional. A menudo arde lo dramático, tal una luz de magnesio, al final de un proceso en apariencia idílico. (Los que entran por la puerta de la cocina son de la Ayuda Invernal, con el saco de patatas para una pequeña economía casera; los que se marchan son las gentes de las S. A. rodeando a la hija de la familia, a la que se llevan presa.) En otro lugar es una intriga bien tramada la que cobra vigencia, (Así, en 'La cruz de tiza', en la cual el proletario le saca con maña a un hombre de las S. A. una de las martingalas con las que los cómplices de la Gestapo combaten el trabajo ilegal.) A menudo es la misma contradicción en las condiciones sociales la que se representa, en su tensión dramática y casi sin trasposición, en la escena. (Durante la vuelta que deben hacer en el patio de la cárcel bajo la mirada del vigilante, cuchichean dos presos; ambos son panaderos; el uno está allí por no haber puesto salvado en el pan; el otro fue detenido un año más tarde porque había mezclado salvado en su masa.) (Walter Benjamin, 1998, págs. 64-65).
Aquesta obra de teatre de Bertolt Brecht es va estrenar el 22 de maig de 1938 a París sota la direcció de S. Th. Dudow.

diumenge, 28 d’agost de 2011

Imaginación y sociedad - Iluminaciones I

Memorial Walter Benjamin - Portbou
La obra de Kafka es una elipse cuyos focos, muy alejados el uno del otro, están determinados de un lado por la experiencia mística (que es sobre todo la experiencia de la tradición) y de otro por la experiencia del hombre moderno de la gran ciudad. Al hablar de la experiencia del hombre moderno de la gran ciudad abarco en ella diversos elementos. Hablo en primer lugar del ciudadano del Estado moderno, que se sabe entregado a un inabarcable aparato burocrático, cuyas funciones dirigen instancias no demasiado precisas para los órganos que las cumplen, cuanto menos para los que están sujetos a ellas. (Se sabe bien que es éste uno de los estratos de significación de las novelas, especialmente de 'El Proceso'). [...] Lo verdaderamente genial en Kafka fue que probó algo nuevo por entero: abandonó la verdad para atenerse a su transmisibilidad, a su elemento haggádahico. Las creaciones kafkianas son todas ellas parábolas. Y su miseria y su belleza consisten en que tuvieron que convertirse en algo 'más' que parábolas. No se ponen sin más ni más a los pies de la doctrina, como la Haggadah se pone a los pies de la Halakha. Una vez que se han sometido, levantan contra ella inadvertidamente una pesada garra (Walter Benjamin, 2001, págs. 203-204 y 207).
Fragment d'una carta de Walter Benjamin a Gershom Scholem escrita a París el 12 de juny de 1938. Walter Benjamin es suïcida el 26 de setembre de 1940 a Portbou (Girona).

dijous, 25 d’agost de 2011

Hotel Berlín 1943

Presó de Plötzensee
Levantó el labio superior, donde la encía había sanado en forma irregular sobre una fractura. Faltaba un diente.
- ¿Le hicieron eso en Sonnenburg? -preguntó Martin, todavía con desconfianza.
- Sí. Me golpearon en el rostro. Me rompieron el tímpano. No puedo oír muy bien de este lado.
- Tenía entendido que Sonnenburg era una buena prisión -observó Martin.
- Sí. Sonnenburg no está mal. Los guardianes de allí me trataron muy bien. Esto me lo hicieron antes de que fuera a Sonnenburg. Cuando me azotaron y me torturaron. Sé que tuve mucha suerte al ir a Sonnenburg. Fue a causa de mis pocos años. ¿Cómo era en Plötzensee?
- Es gente muy impaciente, la de Plötzensee. No le gustan los alborotos. O uno habla o sale al patio -contestó Martin, dejando caer su mano como la cuchilla de una guillotina. Nichols escuchó, con respeto lleno de escalofríos, la conversación de los dos expertos. Dedujo que Dachau era 'bueno', que Sachsenhausen era 'malo' y que Esterwegen, donde había estado un amigo de Adolfo, era 'muy malo'. Martin, entretanto, había decidido que el Número 6 era de fiar, pero seguía andando a tientas (Vicki Baum, 1965, págs. 111-112).
És interessant destacar que Vicki Baum publica la seva novel·la l'any 1944, i que vivia als Estats Units des de l'any 1932, i tot i així en aquest breu paràgraf cita cinc camps. És encara factible creure que la població alemanya no sabia res...?

dimecres, 24 d’agost de 2011

Deutsches Requiem

Ghetto de Tarnow
El siete de febrero de 1941 fui nombrado subdirector del campo de concentración de Tarnowitz.
El ejercicio de ese cargo no me fue grato; pero no pequé nunca de negligencia. El cobarde se prueba entre las espadas; el misericordioso, el piadoso, busca el examen de las cárceles y del dolor ajeno. El nazismo, intrínsicamente, es un hecho moral, un despojarse del viejo hombre, que está viciado, para vestir el nuevo. En la batalla esa mutación es común, entre el clamor de los capitanes y el vocerío; no así en un torpe calabozo, donde nos tienta con antiguas ternuras la insidiosa piedad. No en vano escribo esa palabra; la piedad por el hombre superior es el último pecado de Zarathustra. Casi lo cometí (lo confieso) cuando nos remitieron de Breslau al insigne poeta David Jerusalem (Jorge Luis Borges, El Aleph, 2008, pág. 98).

En la última guerra nadie pudo anhelar más que yo que fuera derrotada Alemania; nadie pudo sentir más que yo lo trágico del destino alemán; Deutsches Requiem quiere entender ese destino, que no supieron llorar, ni siquiera sospechar, nuestros 'germanófilos', que nada saben de Alemania (J. L. B., Buenos Aires, 3 de mayo de 1949).

Tarnowitz és una invenció de Borges, però sí que va existir el Ghetto de Tarnow.

dilluns, 22 d’agost de 2011

La Cuestión Judía

Estrella de David
Aquest llibre recull els textos de Bruno Bauer, per primera vegada en castellà, que van generar la polèmica resposta de Karl Marx en el seu Sobre la Qüestió Jueva.

Es pot llegir una recensió del llibre La Cuestión Judía al Núm. 11 d'Astrolabio: Revista Internacional de Filosofia, amb el títol:


dissabte, 20 d’agost de 2011

Ravensbrück, l'infern de les dones

Piconadora per aplanar carreteres
[...] les dones van crear estructures de supervivència molt més definides i competents que els seus companys homes. Aviat es van organitzar en famílies de tres a cinc dones, on una feia de mare. El paper d'aquesta mare era fonamental per donar suport moral, anímic i logístic: en la mesura que es podia, es procurava aconseguir menjar robat o un medicament per a les més dèbils, fer arribar un avís o posar en marxa complicats i perillosíssims mecanismes de canvi de nom de cara a un trasllat. [...] La persona que visiti Ravensbrück per primera vegada es quedarà sorpresa d'una cosa que no es troba -o almenys no d'una manera tan nombrosa- en altres camps d'homes: la gran quantitat de contes, petits objectes, regalets que les preses es feien per mantenir alta la moral, per fer de l'aniversari o del dia de Nadal una jornada especial, malgrat tot. Gràcies a aquest objectiu de preservar la dignitat, la vida cultural de les preses va ser força alta i s'organitzaven recitals poètics, obres de teatre, concursos de receptes de cuina, celebracions religioses o patriòtiques. La majoria de les preses recorden que es comunicaven per mitjà de gestos i amb un poti-poti d'idiomes on es barrejava l'alemany, après a cops i a crits, amb paraules de les seves pròpies llengües.
Amb molta intuïció i fortalesa van aconseguir anar teixint una teranyina el mes impenetrable possible, un refugi secret i invisible, uns petits espais de supervivència, una vida paral·lela a la mort que les envoltava (Montse Armengou i Ricard Belis, 2007, pàgs. 147-148).
 Veure Documental: L'Infern de les dones

dimecres, 17 d’agost de 2011

Jean Améry

Auschwitz III-Monowitz
Jean Améry (Viena, 31 d’octubre de 1912 – Salzburg, 17 d’octubre 1978)

Jean Améry, pseudònim de Hans Maier. Fill de Paul Maier, comerciant jueu i Valerie Goldschmidt catòlica, convertida al judaisme per poder casar-se.

-          - 1938: Després de l’annexió d’Àustria pels nazis, fuig cap a Bèlgica i s'instal·la a Anvers.
          - 1940: Els nazis envaeixen Bèlgica i el 10 de maig és arrestat com a estranger enemic i internat al Lager de Mechelen, per ser deportat posteriorment al Camp de Saint-Cyprien. Intenta escapar-se saltant del tren en marxa, però és detingut novament. El 26 de juliol és lliurat a les tropes alemanyes a Bordeus i el 29 de juliol és internat al Camp de Gurs on també estava el filòsof Kurt Grelling.
-          1941: El 6 de juliol es fuga novament del Camp de Gurs i arriba fins a Brussel·les.
-          1943: El 23 de juliol és detingut per la Gestapo i transferit a la Fortalesa de Breendonk a Anvers, administrada per les SS. Allà serà torturat i estarà incomunicat durant tres mesos.
-          1944: El 15 de gener és deportat al Camp de Concentració d’Auschwitz III-Monowitz i durant un temps treballa a la Buna de l’IG Farben on també estava internat Primo Levi tot i que aleshores encara no es coneixien.
-          1945: Evacuació dels presoners des d’Auschwitz III-Monowitz fins a Gleiwitz II, a peu en una de les marxes de la mort. És traslladat des de Gleiwitz II fins al Camp de Mittelbau «Kommando» depenent del Camp de Concentració de Buchenwald en tren, entre l’1 i el 4 de febrer. Un mes després és evacuat novament en una altra marxa de la mort fins a Bergen-Belsen. El 15 d’abril el Camp de Concentració de Bergen-Belsen és alliberat per les tropes britàniques.
-          1978: El 17 d’octubre, Jean Améry es suïcida amb una sobredosi de barbitúrics a l’Hotel Österreichischer Hof (actualment Hotel Sacher) de Salzburg.

Veure mapa:
- Jean Améry: Cartografia d'un suïcidi

Bibliografia:
-          Améry, Jean: Más allá de la culpa y la expiación, Ed. Pre-Textos, València, 2001
-          Heidelberger-Leonard, Irène: Jean Améry: Revuelta en la Resignación, Ed. Universitat de València – Servei de Publicacions, València, 2010

dimarts, 16 d’agost de 2011

Los Orígenes del Totalitarismo

Camp d'internament de Gurs (1941)
Ningún principio orientador del comportamiento, tomado del terreno de la acción humana, tal como la virtud, el honor, el miedo, es necesario o puede ser útil para poner en marcha un cuerpo político que ya no utiliza el terror como medio de intimidación, sino cuya esencia es el terror. En su lugar ha introducido en los asuntos políticos un principio enteramente nuevo que hace caso omiso de la voluntad humana para la acción y apela a la ansiosa necesidad de alguna percepción de la ley del movimiento según la cual funciona el terror y de la cual, por eso, dependen todos los destinos privados.
Los habitantes de un país totalitario son arrojados y se ven atrapados en el proceso de la naturaleza o de la historia con objeto de acelerar su movimiento; como tales, sólo pueden ser ejecutores o víctimas de su ley inherente. El proceso puede decidir que los que hoy eliminan a razas o a individuos, o a los miembros de las clases moribundas y de los pueblos decadentes, serán mañana los que deben ser sacrificados. Lo que la dominación totalitaria necesita para guiar el comportamiento de sus súbditos es una preparación que les haga igualmente aptos para el papel de ejecutor como para el papel de víctima. Esta doble preparación, sustitutivo de un principio de acción, es la ideología (Hannah Arendt, 2006, p. 627).

dilluns, 15 d’agost de 2011

Eichmann en Jerusalén

Eichmann a Jerusalem (1962)
Todo se desarrolló 'como en un sueño', como Eichmann decía siempre que rememoraba este episodio, y no se le presentaron dificultades de género alguno. Así era, a no ser que llamemos dificultades a ciertas discrepancias de menor importancia entre sus órdenes y los deseos de sus nuevos amigos. Por ejemplo, debido seguramente a que el Ejército Rojo avanzaba desde el Este, Eichmann ordenó que el país fuera 'rastrillado de este a oeste', lo cual significaba que los judíos de Budapest no serían evacuados sino semanas o quizá meses después de iniciarse la operación. Esto causó gran pesar a los húngaros, que deseaban que la capital fuese la primera ciudad en quedar 'judenrein'. (El 'sueño' de Eichmann fue una increíble pesadilla para los judíos; en ningún lugar se deportó y asesinó a tanta gente en tan poco tiempo. En menos de dos meses, 147 trenes sacaron del país a 434.351 personas, transportadas en vagones sellados, a razón de cien individuos por vagón; y las cámaras de gas de Auschwitz apenas pudieron dar abasto.) (Hannah Arendt, 2006, págs. 205-206)